May 15, 2023
Crédito y deudas

Tarjetas departamentales: 5 mitos que no te puedes perder

A la hora de tramitar una tarjeta muchos se preguntan cuál será la mejor opción: si una de crédito o si es mejor optar por una tarjeta departamental. En cuanto a este punto hay muchas interrogantes, pues existen un sinfín de mitos alrededor de este último tipo de plásticos; a continuación exploramos cinco de ellos.

Hacer uso de un producto financiero como lo es un plástico de crédito o una tarjeta departamental conlleva una serie de obligaciones y responsabilidades que los usuarios deben tomar en cuenta para no caer en malas prácticas que afecten su bolsillo. Si tu intención es solicitar una tarjeta con alguna tienda departamental, debes tomar en cuenta, sí o sí, los siguientes mitos que hay detrás de este servicio y así lograr una experiencia satisfactoria.

Tienen bajo límite de crédito: la línea de crédito que se te otorgue en la tarjeta departamental la determinará el comercio responsable, sin embargo, depende siempre de los ingresos que puedas comprobar.

No son la mejor opción: tramitar una tarjeta departamental no es opción menor que tramitar directamente una de crédito, sobre todo si es la primera vez que lo haces, ya que así puedes comenzar tu historial en y después solicitar alguna tarjeta de rango mayor o incluso pedir una  tarjeta de crédito al banco.

No cobran anualidad: esto tiene parte de mito y parte de verdad, pues depende de la tarjeta, en el caso de la tarjeta Suburbia, ésta tiene un valor de $249 más IVA y la de Walmart tiene uno de $500. Pero en este caso, al igual que con los bancos, pagar una anualidad te da derecho a ciertos beneficios o descuentos en el comercio, ¡aprovéchalos!

No pueden ser usadas en comercios externos: hay algunas tarjetas departamentales con las cuales sí puedes realizar compras en comercios que no sean precisamente la institución que la otorga, la clave radica en si tienen respaldo de Visa o Mastercard. Ejemplo de esto que hablamos son las tarjetas Liverpool Premium Card y BanCoppel Visa.

Cobran menos intereses que una tarjeta de crédito: claramente la tasa de interés es variada según la tarjeta y la entidad que la emite, y usualmente estas sí pueden ser más altas que las de una TDC. En el caso de una departamental se puede alcanzar el 80%, aunque de igual forma es importante revisar el CAT.

Finalmente, repasemos los consejos generales que emite la CONDUSEF para tener un buen manejo de estas tarjetas y que tus finanzas personales no se vean afectadas.

  • Ser puntual en los pagos para no generar intereses.  De igual forma aprovecha las promociones que los comercios suelen poner durante ciertas temporadas, suelen ser los mejores momentos para hacer compras.</li><li>Haz un presupuesto y calcula cuánto sería aquello que vas a pagar mensualmente por la deuda a adquirir.
  • Al explorar tus posibilidades en el caso de tarjetas departamentales, evalúa bien sus beneficios y si es que te servirán de verdad en un futuro.

Ahora que ya sabes un poco más sobre las tarjetas departamentales, date una oportunidad para investigar más a fondo sobre aquella que te interese más y anímate a ir por esta opción.

Liquidamos tus deudas hasta con un 70% de descuento

Sin préstamos ni créditos

Más visitados

También te pueden interesar