Metales: una buena opción en época de crisis