Consumo privado reportó un incremento anual del 1.0 %. El más bajo desde 2009